Tanto si eres un usuario común o una usuaria avanzada y experta en el sector, la pregunta que nos hacemos todos en estos días es, quien es el culpable o responsable de la inusual subida del precio de la luz.

Todo lo que podemos escuchar o ver por ahí, son simples teorías, nadie sabe a ciencia cierta quien es el culpable del aumento, algunos dirán que Putin y su gas, otros dirán que la tormenta perfecta, las nucleares o incluso que no sopla viento.

No vengo a decir mi nueva teoría para añadir al ya extenso elenco de estas que circulan por ahí y que dependiendo del interés o el color de cada uno se formulan de una u otra manera.

Vengo a exponer quienes son los principales actores en el mercado de la electricidad de nuestro país y que cada uno saque sus propias conclusiones sobre quien es el culpable de la subida del precio de la luz.

Actores del mercado eléctrico en España

Generadores de Energía:

Existen muchas empresas que generan energía en nuestro mercado, si bien destacan por encima de los pequeños, muchas de las compañías eléctricas muy conocidas en nuestro país.

Las todo poderosas Iberdrola, Endesa, Naturgy y otras, poseen con otros nombres de empresa (obligados por la CNMC), la mayor parte de la generación que existe en este mercado.

Estas empresas se dedican a construir o gestionar parques fotovoltaicos, eólicos, presas que generan energía hidráulica, centrales nucleares, centrales térmicas y de ciclo combinado (GAS).

Venden la energía en el mercado nacional (OMIE) o directamente a comercializadoras haciendo contratos bilaterales, con los que se aseguran financiación y beneficios.

Gestores, supervisores, etc:

Omie: Es el mercado donde se vende y se compra la energía cada hora de cada día durante los 365 días del año, este mercado exige unas garantías económicas a los compradores y vendedores para asegurarse el buen funcionamiento.

REE/Meff: Es un mercado secundario donde los que no han podido o querido comprar en el mercado principal deben pagar la energía consumida o no generada con unas penalizaciones, también exige de unas garantías para poder operar.

Una de las principales funciones que tiene REE es el buen funcionamiento de la red en general, si la red necesita más energía ellos se encargan de aumentar la producción o reducir el consumo según el caso.

Ministerios: Son los reguladores del sistema mediante las leyes, atienden a los diferentes operadores y el resultado de esas consultas se traducirá en leyes que todos debemos acatar.

CNMC: Comisión nacional mercados y competencia, tiene funciones tanto de regulación como de control sobre los mercados y las comunicaciones entre los agentes.

Distribuidoras

Son empresas que se encargan de llevar la luz hasta donde se necesita finalmente a partir de la red eléctrica de alta tensión que gestiona REE.

Existen cinco grandes empresas distribuidoras Iberdrola, Endesa, Naturgy, etc, todas ellas con sus nuevos nombres obligados por la CNMC hace años a para distinguirse de su comercializadora y su generadora.

También existen muchas micro distribuidoras, formadas principalmente en sitios donde estas grandes distribuidoras no querían llegar. Para poder tener luz se agrupaban entre varios y formaban pequeñas empresas o cooperativas.

Comercializadoras de electricidad

Existen en torno a 500 comercializadoras en el mercado Español, estas se encargan de vender la energía al cliente final y de recaudar todos los impuestos que la factura de luz lleva integrada.

Una vez recaudados estos impuestos los pagan a sus correspondientes dueños (distribuidoras, OMIE, REE, Ministerios).

Se estima que el beneficio, cuando lo hay, de una comercializadora en una factura de luz ronda el 2%, el resto se destina a pagar impuestos y a comprar la energía consumida por el cliente.

Cliente final

Somos todos los que tenemos un suministro de luz y pagamos la factura todos los meses, estamos compuestos principalmente por Empresas (grandes consumidores), Pymes ( consumidores medianos como Bares, oficinas, pequeñas empresas, etc) y particulares, nuestras casas y en el caso de tenerla la segunda residencia.

Escenario de precios «normal» en el mercado eléctrico

Vamos a llamar escenario normal a un precio que se ha venido llevando durante muchos años, entorno a los 55 Euros el mega hora.

Para representar este escenario voy a poner una gráfica representativa de los beneficios y perdidas que tiene cada actor.

Como es normal todo el coste lo asume el cliente final, dado que es el consumidor de este mercado, hasta ahí todo normal, puesto que en un escenario así el consumidor final tiene que soportar una carga razonable respecto al beneficio que obtiene.

Una aclaración muy importante, a pesar de lo que dice todo el mundo, este es un mercado ya intervenido puesto que los beneficios de la generación no pueden bajar de cierta cantidad y por ello se subvenciona o directamente se patrocina a la generación cuando esta baja de cierta cantidad.

¿Y a que no adivináis quién paga finalmente ese patrocinio o subvención? Pues si habéis acertado el cliente final es el que paga todo por lo tanto es un mercado ya intervenido.

Escenario de precios desbocados y fuera de control

Como ya seguramente habréis visto los principales beneficiados en esta escalada son los generadores, si, esos que cuando baja mucho se les subvenciona pero cuando sube aquí no pasa nada.

Pero también habréis apreciado que otro gran beneficiado son los ministerios, y es muy simple, a más caro más IVA recaudo y por mucho que baje el IVA a los particulares a la mitad si la factura es el doble voy a recaudar lo mismo.

Todo esto sin contar que al resto de consumidores (empresas, pymes, etc) que es una gran parte del consumo se la van a meter doblada.

Luego podemos ver los que poco les importa que suba o baje la luz sus beneficios estarán siempre igual y lo único que les preocupa es que no les afecte a ellos, aquí se encuadran OMIE, REE, MEFF y las distribuidoras.

Empezamos a hablar de los perjudicados con el más fácil, el cliente final, como ya hemos dicho antes, el cliente final está comprando en un mercado regulado por abajo y sin techo y cargado de impuestos porcentuales y sin alternativa posible.

El segundo gran perjudicado son las comercializadoras y aunque a mucha gente les pueda sonar raro, hay que entender la situación por tres lados.

Financieramente: la comercializadora soporta la financiación de comprar la energía al cliente final por adelantado, si este coste cuadriplica su valor, la empresa deberá financiar cuatro veces lo que venia haciendo hasta ahora con su correspondiente gasto si es que lo consigue.

Garantías: los actores del centro de la gráfica quieren asegurarse que ninguna deje de pagar y al ser empresas estatales o semi estatales se aseguran con garantías que los pagos serán realizados, aumentando la carga financiera sobre las comercializadoras.

Impagos: como es normal mucha gente o empresas no podrán pagar la factura tan alta de luz y la comercializadora tendrá que apañarse para intentar cobrar ya que ella ya adelantó la energía y el resto de los actores (impuestos, distribución) poco les importa que esa factura no se haya cobrado ellos ya tienen su dinero.

Listado de culpables

Como es lógico en una situación así no existe solo un culpable, esto es un cumulo de cosas sobre las que podemos tener más o menos culpa cada uno.

Si evidentemente queda claro que el único que está pagando el pato es el usuario final y en un porcentaje menos las comercializadoras.

CNMC:

  • No ha revisado el mercado Español ya que no fomenta para nada la competitividad.
  • No ha controlado las subvenciones que se dan, todo lo subvencionado debería ir a pool, quedando prohibido hacer bilaterales sobre todo entre empresas del mismo grupo.
  • Dejar sin control a distribuidoras que al no soportar carga financiera, no se han esmerado en hacer bien su trabajo.

REE:

  • Falta de previsión, se debería haber instalado mucha más energía renovable, si en una pandemia con todo cerrado el precio no resultó ser 0 es evidente que cuando todo se pusiera en marcha esto iba a reventar.
  • No tener agilidad en cerrar empresas electro intensivas, si estás viendo que el precio afecta a tantas empresas es mejor cerrar una y pagarle los beneficios si con ello consigues reducir la carga al usuario final, esto ya está contemplado en el mercado y lo paga el usuario final, también.

Distribuidoras:

  • No perseguir consumos piratas, dado que esto supone una carga más para el cliente final y no para ellos, no se esmeran lo suficiente. Existe clientes finales que no ponen la calefacción por miedo a la factura y al mismo tiempo desalmados enchufados a la red minando criptomonedas.

Ministerios:

  • Total falta de previsión.
  • Tener un mercado intervenido por bajo y libre por arriba, seguro que se les podría haber ocurrido limitar el precio de mercado a 210 y que las propias generadoras subvencionen a las que utilizan recursos más caros en momentos así.
  • Financiación a auto-consumo urgente.
  • Más dureza en leyes anti fraude.
  • Reducción del consumo en todo lo estatal.

Comercializadoras:

  • Menos pelear por precio y más en calidad.
  • Más inversión en fotovoltaica.
  • Firma contratos bilaterales.

Cliente final:

  • Reducción de consumo, si todos reducimos dramáticamente nuestro consumo el precio sería mucho más barato.
  • Inversión en auto-consumo, los que puedan.
  • Concienciación, no nos ha preocupado el mercado hasta que el precio se ha multiplicado por cuatro.
Please follow and like us:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies