Instalar paneles solares en un chalet

Existen muchos tipos de instalaciones fotovoltaicas que podemos ponernos en un chalet, dependiendo del tipo de chalet y de nuestras necesidades podemos necesitar una u otra.

La diferencia entre estas pueden ser de mucho dinero, por lo que tenemos que elegir bien la que más nos interesa antes de instalar paneles solares en nuestro chalet.

En este artículo vamos a describir las instalaciones más comunes y rentables para este tipo de viviendas.

1.- Instalación fotovoltaica aislada

Instalar paneles solares chalet

Es un tipo de instalación muy frecuente en chalets o casas en entornos más rurales, a los que no llegan los suministros de agua, teléfono y por supuesto la luz.

La principal característica que tiene este tipo de instalaciones, es que hay que instalar baterías para que nos sigan suministrando energía en las horas que no hay sol.

Esto encarece bastante la instalación, dado que el precio de las baterías está todavía muy caro y también porque hay que sobre dimensionar la instalación de paneles solares del chalet.

Para que sean capaces de cargar las baterías al mismo tiempo que suministran la energía que se necesita en ese momento.

Aún así existen muchos casos en los que nos pueden compensar este tipo de instalaciones, por ejemplo.

Imaginemos que tenemos un chalet de estas características y queremos que la distribuidora de la zona nos suministre energía.

Al ponernos en contacto con esta, nos indica que debemos pagar 17 mil euros en concepto de llevar la acometida hasta nuestra casa.

Si invertimos esos 17 mil euros en una instalación fotovoltaica para el chalet, es casi seguro que la tendremos pagada por completo.

2.- Instalación conectada a red sin volcado

Esta es probablemente la instalación de paneles solares mas utilizada en chalets. Se trata de dimensionar nuestra instalación justo a lo que vamos a consumir, o un poco por debajo.

De esta manera la instalación será mucho más barata, asegurándonos que siempre o casi siempre estamos consumiendo nuestra propia energía.

Pero tiene el inconveniente de que el día que necesitemos algo más, nos tocará volver a llamar al instalador de turno.

3.- Instalación conectada a red con excedentes

Esta es para mi la mejor instalación que podemos hacer hoy en día, se trata de una instalación casi igual a la anterior, con dos diferencias.

En primer lugar redimensionaremos un poco la instalación por arriba, permitiéndonos quedarnos largos al principio pero con la certeza de que el día que necesitemos más, ahí lo tendremos.

La otra diferencia es que hablaremos con nuestra comercializadora con la que tengamos contratado el suministro de luz, y les diremos que vamos a volcar energía.

Nos ofrecerán un precio al cual nos van a pagar la energía que nos sobre y toda esta nos la descontarán directamente de la factura de luz.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies