5 razones para no aceptar descuentos en la tarifa de luz

  1. Obligan a una permanencia, que ley no estamos obligados.
  2. Tenemos que estar pendientes de cuando termina para evitar una factura desmesurada.
  3. Camuflan el verdadero precio que tenemos contratado, dificultando la comparativa.
  4. Malos precios aún con el descuento.
  5. Confusión final del descuento y noticias de que sube la luz
promociones y descuentos

Los descuentos y son un arma comercial y de marketing muy poderosa, en muchas ocasiones al ver un descuento de un 40%, damos por supuesto que obtendremos un muy buen precio.

Son muy comunes tanto en el sector energético como el de la telefonía y tanto en uno como en el otro, son una herramienta puramente comercial, siempre es mejor que negociemos un buen precio sin descuentos.

Permanencias

Las compañías de electricidad tienen prohibido establecer permanencias a suministros pequeños y de hogares.

Pero para esquivar esta reglamentación nos ofrecen grandes descuentos en el precio de la energía. Gracias a este descuento esquivan esa reglamentación, aludiendo a que el descuento que nos ofrecen está sujeto a dicha permanencia.

La autorenovación y el final de la oferta

Aquí es donde se genera la gran controversia de estas ofertas, un gran porcentaje de las personas que escogen este tipo de ofertas, no está pendiente de su finalización.

Al renovase el contrato automáticamente se hace siempre sin el descuento, aflorando un precio desmesurado y muchas veces devastador para una economía domestica preocupada por la factura de luz.

A lo largo de mi experiencia en el sector, he visto clientes duplicar lo que pagaban de luz, de un mes para otro, solo por haberle terminado la oferta. Lo peor de este mes en el que te llega una enorme factura es que no te queda otra que pagarla.

porcentajes en descuentos

Precios camuflados

Los porcentajes ya de por si camuflan el precio real, al tener que hacer un calculo para sacar nuestro verdadero precio.

Pero esto se agudiza todavía más en el sector eléctrico, ya que los precios están en decimales y en varios formatos, céntimos/kWh, euros/mega, euros/kWh, etc.

Malos precios

Casi todas las veces que he calculado los descuentos en el precio de las facturas, he comprobado que aún aplicado el descuento, no era ni se acercaba a un buen precio por la energía.

El gancho del descuento camufla siempre un mal precio, intenta que pongamos el foco en la cantidad del descuento y no en el precio real al que pagaremos la luz.

Confusión con las noticias y el final de la oferta

Se puede dar la casualidad que confundamos una subida en nuestra factura de la luz provocada por el fin de la oferta con descuento que teníamos contratada, con alguna noticia que veamos en la televisión, radio o periódicos.

Con esta confusión, podemos normalizar en nuestra cabeza que «la luz a subido» y por eso pagamos más en nuestra factura.

Cuando los descuentos van siempre en tarifas de precios fijos, que nunca se ven afectadas por la fluctuación de los precios de la energía.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies